GOLPE DE ESTADO EN GRECIA ORQUESTADO POR EL GOBIERNO ALEMÁN



Lo sucedido en los últimos días es alarmante y requiere una atención especial en todos los espacios posibles de difusión, incluido este. Durante años los gobiernos corruptos en Grecia accedieron al crédito a sabiendas del agujero de déficit que estaban creando en el Estado, las deudas son un negocio de los que se sirven los acreedores para generar ganancias en primer lugar y posteriormente para derrocar estados soberanos convirtiéndolos en meros títeres al servicio de sus intereses. 

Los "rescates" sobre Grecia son en realidad ayudas para que la banca griega devuelva el dinero que le debe a la banca internacional, sobre todo alemana. La deuda griega es impagable, los recortes (que la Troika han impuesto además sobre las espaldas de las masas populares) no pueden generar los ingresos necesarios. El eurogrupo (controlado por Alemania) ha llevado a cabo un golpe de estado en un ejercicio de terrorismo financiero porque las medidas impuestas no están destinadas a que Grecia pague su deuda sino a humillar a todo un pueblo y un gobierno elegido democráticamente para de paso dar ejemplo en Europa y convertirla en un espacio de dominio y control. 

Los ciudadanos alemanes deben reaccionar porque sus gobiernos están llevando al país a un conflicto abierto con buena parte de los países europeos. Lo sucedido va más allá de un problema entre acreedores y deudores, ha traspasado la línea roja que separa la democracia del autoritarismo.

Juan María Suárez Martos